Fort Apache | Tertulia política de resistencia

La situación de Unidas Podemos tras la crisis del COVID-19

La situación que está viviendo nuestro país debido a la pandemia provocado por el coronavirus ha puesto a los partidos políticos en el punto de mira. Su gestión de la pandemia podría dejar entrever una bajada en los votos al PSOE y a Unidas Podemos, pero no es el caso.

De hecho, ambos partidos han salido fortalecidos de esta crisis que estamos viviendo o así lo afirma el barómetro de CIS, también conocido como el Centro de Investigaciones Sociológicas.

En el primer barómetro realizado desde el final del estado de alarma y desde el inicio de la nueva normalidad, el Partido Socialista Obrero Español eleva los votos de los ciudadanos hasta un 32,1%, suponiendo un incremento de nueve décimas en comparación con el análisis anterior. Se concluye, por tanto, que sus decisiones no hacen que pierda votantes en futuras elecciones nacionales, siendo incluso el porcentaje de votos que obtendría mayor a las elecciones de noviembre.

En el caso de Unidas Podemos, su incremento ha pasado del 11,4% al 12,1%, un total de 0,7 puntos porcentuales, a pesar de lo ocurrido en las elecciones gallegas y vascas, donde la tendencia de los resultados ha sido totalmente inversa.

La situación del partido de Pablo Iglesias parece no haber sufrido cambios estrepitosos tras el estado de alarma. No obstante, vamos a hacer una comparativa del último CIS entre las principales fuerzas políticas de nuestro país.

El objetivo es observar en que puesto queda Unidas Podemos en cada uno de los apartados del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, obteniendo así toda la información del partido durante la crisis del COVID-19.

Los resultados de Unidas Podemos en el CIS

El barómetro elaborado por el CIS entre el 1 de julio y el 9 de julio cuenta con la elaboración de un poco más de tres mil entrevistas.

Se publicó un par de días más tarde de las elecciones de Galicia y de País Vasco, donde ganaron por mayoría absoluta Alberto Núñez Feijóo e Iñigo Urkullu, respectivamente. En este aspecto, Unidas Podemos perdió los 14 diputados que tenia en el gobierno gallego y perdió la mitad de diputados que tenía en el gobierno vasco. Las posiciones de Unidas Podemos en este último caso fueron tomado por los partidos de EH Bildu y BNG.

Continuando con el barómetro del CIS, vamos a analizar los resultados en función a diferentes aspectos:

En primer lugar, en relación al líder mejor valorado, Pedro Sánchez se mantiene en la primera posición, sin cambiar su puntuación, que es de 4,9 sobre 10. El segundo lugar, lo toma Inés Arrimadas con una puntuación de 4,1, incrementándose en 0,2 con respecto al anterior sondeo. Lo mismo pasa con Pablo Casado que se posiciona como el tercero del ranking. En el caso de Pablo Iglesias, pierde una décima y empata con el líder del Partido Popular, con una puntuación de 3,6. Vox y su líder vuelven a quedar como los peores valorados con una puntuación de 2,5.

En segundo lugar, en función de la inspiración de confianza. El líder socialista inspira confianza al 32,6% de los entrevistados. Los resultados parecen negativos, pero si lo comparamos con el líder popular, no lo son. Pedro Casado, según los resultados, inspira desconfianza al 84,8% de los entrevistados. Así, sobre 10 puntos, el resto de líderes obtienen los siguientes datos. Pablo Iglesias tendría una puntuación 3,7 e Inés Arrimados un 3,9. El último puesto vuelve a ser ocupado por Santiago Abascal con 2,5 puntos.

Por último, en relación a la situación económica. El 73,8% de los entrevistados asegura que la situación actual es mala y que irá a peor. Independientemente de la fuerza política, los encuestados observan que las consecuencias laborales y económicas producidas por la crisis del coronavirus serán graves, siendo el aumento del paro, el principal problema en el país.

Esta es la situación de Unidas Podemos en el panorama político tras finalizar el estado de alarma. No obstante, puede variar en función de cómo avancen los acontecimientos.

Los cambios y la percepción de este partido político por parte de los ciudadanos no han cambiado o, al menos, no de forma notable. Las medidas del Gobierno de coalición han sido necesarias y así lo perciben buena parte de los votantes. Por ello, la situación del Unidas Podemos se mantiene estable.

Salir de la versión móvil